4 maneras inusuales para hacer buenas elecciones.

Una de las preguntas que más me formulan es ¿cómo sé que estoy haciendo buenas elecciones? Mi respuesta siempre es la misma:

  • cuando gana la mayor cantidad de personas, incluyéndote.

  • cuando te sientes en paz con la elección.

Pero, ¿cómo hacer para asegurarnos que hacemos las mejores elecciones posibles?


Ok, aquí te doy algunas ideas. Y entre tú y yo, son estrategias que utilizo con muuuucha frecuencia y éxito en el resultado final. Espero que te funcionen tan bien como a mi. ;)



#1 Llévate la contraria con frecuencia. Piensa en forma de pregunta, no asumas que estás en lo correcto. En tus reflexiones reta tu propio punto de vista, cuestiona todos los escenarios y considera todas las opciones a la mano. Haz el ejercicio del "qué tal si..." para que explores todos los ángulos asegurándote haber puesto todo en consideración.


#2 Salte del medio. Esto significa que tu punto de vista es tu punto de partida, mas no necesariamente es la más asertiva. A veces requiere desapegarnos de lo que sabemos (o pensamos saber), lo que pensamos ó lo que creemos- para que se revelen nuevas respuestas.


#3 Ve todo alrevés para que tengas un sentido de la percepción de terceros. Colócate en los zapatos de otros. En ocasiones pecamos de hacer elecciones sin tener en consideración la gente que impactamos con esa elección. La realidad es que no estamos solos. aunque queramos pretender que lo estamos. Siempre habrá alguien a quien impacte lo que hacemos, decimos y elegimos. Si queremos ser responsables y comunicar apreciación por la gente de nuestra vida, consideralas antes de elegir.


En ocasiones esto significa sacrificios de una o ambas partes. Al final del día, aunque todo depende de diferentes factores; ver el escenario de la persona que se afecta en vez de la persona que genera la elección- lo cambia todo. Utiliza siempre la reflexión como estrategia de mantener la gracia con tu sabiduría.


#4 Sacúdete de malas vibras.


A veces simplemente necesitamos una sacudida para reprogramar nuestra mente. ¡Literalmente sacudirnos!


Reorienta tu pensamiento con lenguaje positivo, sacude tu cuerpo como cuando un canino se sacude del agua para secarse. ¡En serio! ... Pero es probablemente mejor que esta parte no lo hagas público.


Otra cosa...


Ve explorando la posibilidad de crear un código de honor personal. Para que la vida no se convierta en algo que sucede sino que tú tienes el control. Es importante que crees sistemas que te guíen cuando la razón sufre un corto circuito- y nuestra voluntad se debilita. Algo así como un código de acuerdos personales que te dirijan bien en tiempos difíciles.


Es tu "backup plan".


Desde el momento que te comprometes a honrar estos acuerdos en tu vida, ya estás haciendo unas elecciones de antemano anticipado a cualquier reto en el futuro. De esta manera cuando lleguen los tiempos dificiles (¡que vendrán!), no es necesario elegir porque ya lo hiciste. Ahora es cuestión de manejar la elección. Esto no siempre es cómodo pero es efectivo 100% de las veces.


Pon a prueba estas estrategias inusuales de re-enfoque. ¡Luego me cuentas! ;)


xx,





#Blogtober2019




46 vistas
  • Pinterest
  • Facebook
  • Instagram
Pink Alloy Tu Tienda
COPYRIGHT © 2020· SZExpert | Privacy Policy
MASTERMIND GROUPS • LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL + RECURSOS