Cómo logré ir de ocupada a productiva en mi práctica de coaching.

Actualizado: ene 19

6 hábitos para integrar a tu agenda diaria que aumenta tu productividad.


Como persona orientada más hacia los resultados era muy frustrante luego de certificarme como Coach, llegar al final del día exhausta y sintiéndome con las manos vacías a cambio de tanto esfuerzo y objetivos cumplidos. Mi agenda llena, citas, entrevistas, talleres, reuniones con mis clientes de coaching, y como es una pasión para mi, disfrutarlo no era problema. El problema se revelaba cuando venía el cansancio, el final de la semana y no me sentía exitosa ó el final de mes y mis finanzas no estaban como deseaba.


Mi pregunta constante era: ¿qué estoy haciendo mal?


Si ganara a proporción de lo que hago, ¡fuera millonaria! Este es el punto: el que estuviera haciendo muchas cosas no significaba que estuviera produciendo a proporción. El problema era en lo que estaba invirtiendo mi tiempo, los compromisos de mi agenda diaria enfocaba mis acciones a:


  • Cumplir en vez de maximizar. ¡Seguro! hay muchas maneras de lograr lo que queremos pero tú y yo sabemos que siempre hay un camino más efectivo. Quédate con las opciones que maximizan tu tiempo, esfuerzo y energía. Toma el camino donde puedes hacer y lograr más, recibiendo un retorno mayor.

  • Plan de otros en vez del mío. Necesitamos estar claros sobre qué o quién define nuestra agenda. Necesitamos actuar como dueños de nuestro tiempo. Para tener control de nuestra agenda diaria necesitamos valorar nuestro tiempo al segundo. Ser autores de las metas diarias y asegurarnos que cada meta va en pos de la realización intencional de una meta mayor: nuestra visión. Todas las buenas ideas que surjan fuera de los límites de nuestras metas diarias- deben quedarse como buenas ideas y nunca ganar un nivel de prioridad que no les pertenece. Esa es la manera más común de sabotear nuestra realización diaria.

  • Mis debilidades en vez de mis fortalezas. Siempre he sido una persona introvertida por naturaleza y una líder intencional por elección. Tomar la iniciativa en relaciones nunca ha sido una de mis fortalezas, sin embargo con suficiente preparación y enfoque no es algo que esté fuera de mi alcance. En mi línea de trabajo (como en la mayoría de las profesiones) el factor de relaciones es crucial. Mis dos debilidades en términos de mi negocio siempre fue relaciones y finanzas--a lo que le dediqué mucho tiempo de estudio buscando fortalecer mis debilidades. Como resultado estaba debilitando mis fortalezas. Invertía inmenso tiempo en lo que no era naturalmente talentosa quitándole mi enfoque a lo que verdaderamente me hacía productiva: organización, estrategias, creación de contenido, escribir y equipar. Para cuando me dí cuenta, ya estaba cansada, frustrada, confundida y enojada con mi falta de resultados. Fue entonces que decidí no negociar más mi felicidad, mi paz, ni mi tiempo por nada ni con nadie. Y estos fueron los ajustes que hice:


De Ocupada a Productiva.


6 hábitos para integrar a tu agenda diaria que aumenta tu productividad.


Me di cuenta (después de varias reflexiones) que si tan sólo hacía algunos ajustes a mi favor sin poner a perder a terceros podría comenzar a experimentar un mayor sentido de éxito al final de cada día. ¡Siempre hay una manera! Así que comencé a integrar estrategias que me apoyaron a maximizar mi tiempo y recursos sin dejar de cumplir conmigo o mis clientes.

  1. Primero: comencé a honrar el horario de mis sesiones de coaching con todos mis clientes. No más extensiones de 5,10 o 30 y hasta 60 minutos adicionales al acuerdo original. Sí, muchas cosas suceden en una sesión de coaching y hasta la pasamos tan bien que lo pasamos por bueno. Sin embargo no es saludable. Una hora demás ahora será una hora menos después. Lo que trae prisa, nervios y desenfoque.

  2. Comencé a manejar TODAS mis sesiones por teléfono. Sí... no es para todo el mundo. Y es verdad, no a todo el mundo le gusta. Hay quien realmente se aferra al contacto visual y no desea ser apoyado de otra manera que no sea "en persona" ocupando el mismo espacio físico y tiempo. En mi experiencia, para mi cliente ideal- el que las sesiones sean presenciales, por teléfono o en línea le es completamente inmaterial. De todas maneras suele estar tan ocupado/a - que el poder comunicarnos desde cualquier espacio nos da enorme ventaja. Valora la diversidad de opciones porque aumenta la posibilidad de recibir coaching sin limitarse por las circunstancias de tiempo o distancia.

  3. Aprendí a decir que no al cliente fuera del perfil de mi cliente ideal. Como todo corazón de servicio, el mío le encantaba decir "sí" a todo el que quería ser mi cliente. En el camino me di cuenta que si no soy clara con el tipo de cliente que quiero atender en mi práctica, pierdo efectividad y gano malos ratos. ¿Por qué? Porque nuestro estilo de coaching no es compatible con todo tipo de personas, porque lo que ofrecemos no es lo que todo el mundo necesita o está buscando. Porque nuestras fortalezas son sólo útiles cuando son bien recibidas. En caso que aún no tengas bien definido ese cliente primario -antes de seguir adelante en tu práctica de coaching- haz el ejercicio de definirlo. Te vas a ahorrar muchos dolores de cabezas, tropiezos y frustraciones.

Nuestro estilo de coaching no es compatible con todo tipo de personas, porque lo que ofrecemos no es lo que todo el mundo necesita o está buscando.



4. Expandí mi práctica utilizando internet. Si de alguna manera eres como yo, y tienes toneladas de libretas de reflexiones, notas de libros leídos, adiestramientos recibidos, etc; entonces tienes un contenido que te puede traer un ingreso potencial pasivo y que puedes poner a trabajar para ti mientras duermes. ¡Pero espera! para esto necesitas prepararte! Tener el contenido no te garantiza éxito. Sólo te garantiza que puedes crear productos que refuercen tu presencia en línea y te puedan posicionar como una fuente experta sobre tu tópico.


Comencé por crear herramientas simples de una sola página, como las 125 Maneras de Cultivar tu Auto-Liderazgo. Ese fue el comienzo. Lo comencé a utilizar en mis MMGs y ¡a venderlos! Era preciso ver el inmenso valor que añadía a los miembros de mis MMG. Me inspiré y comencé a crear más. Luego creé eBooks, Info-productos, Manuales, Guías de trabajo, infografías, y comencé a venderlos en línea. ¡Todo un éxito! Así que considera seriamente utilizar los recursos que ya tienes y comienza a diseñar tu tienda en línea. Es altamente recomendado por expertos que crees un blog, es un medio poderoso que puede impulsar tus ventas en línea dirigiendo tráfico a tu tienda virtual.


5. Comencé a ofrecer MasterMind Groups. Una vez mi práctica de coaching personal floreció, comencé a ofrecer Mastermind Groups (MMGs) y esto fue lo que encontré:

  • Facilitando MMGs, duplicaba financieramente lo que hacía por cliente en practica privada de coaching personal. El costo es considerablemente menos por persona, pero es multiplicado hasta por 12 personas. Hacía en un mes lo que por cliente de coaching hacía en tres,

  • Mi plataforma de clientes activos comenzó a crecer por medio de mis MMGs. Resultó que ofrecer MMGs me exponía a más cantidad de personas correctas para mi práctica. Verás, a través de un MMG cada miembro es parte del proceso de transferencia de conocimiento, funciona como una alianza que se fortalece cada vez más en cada sesión que pasa. Con esta oportunidad y nivel de conexión, aquel que quiera más allá de un MMG-- va inevitablemente a verte como potencial mentor/a para las metas que tiene para su vida. Ya te han visto en acción, ya conocen tu estilo de pensamiento, ya saben lo que haces y les gusta. voilà!



6. Una vez organizaba mi mes y mi semana, ¡no lo cambiaba! Una de los mayores frenos que tuve en mi práctica fueron las falsas prioridades y la desviación de mi plan original. Definir las prioridades es esencial para nuestra agenda diaria. De hecho, las prioridades es lo único que debemos manejar en nuestra agenda, lo demás es lo demás.

  • Crea acuerdos contigo que te ayuden a ser feliz. Define lo que es importante para ti, y comprométete a cumplir. Para tener éxito no necesitas ser valiente, solo necesitas ser tu palabra.

  • Honra tus elecciones. Si haces el ejercicio de crear acuerdos inquebrantables contigo es equivalente a que has elegido un camino que no es objeto de negociación en ninguna circunstancia. Esto significa que si la vida te pone en un momento de definición (¡y eso va a suceder!)- ya sólo necesitas manejar esa decisión porque la elección ya la hiciste.

Cuando tienes el carácter y la fuerza de compromiso de mantenerte en tu plan original, tienes mayor posibilidad de tener éxito y sentirte exitoso/a -al final de cada día. Puedes comenzar por implementar cada una de las antes discutidas creando cambios pequeños pero significativos. La meta es que no sólo avances sino que evoluciones en tus resultados. Decide:

Con cuál de todas las anteriores has identificado.

  • Por dónde quieres comenzar.

  • Qué necesitas reforzar para tomar acción.

  • Qué herramientas necesitas adquirir o qué conocimiento necesitas obtener para comenzar de inmediato.

El camino del servicio no es cómodo, más es inmensamente apremiante en todas las maneras que importa. Sólo necesitamos mantener buen enfoque sin dejarnos distraer por cosas triviales que no aportan a nuestro crecimiento personal ni profesional. Ahora es tu turno de ser una persona productiva con su propósito y pasión de vida. ¡Voy a ti!





Descargar gratis mi eBook con este contenido →

#Liderazgotransformacional #estartegia #coachingtips #coach



  • Pinterest
  • Facebook
  • Instagram
Pink Alloy Tu Tienda
COPYRIGHT © 2020· SZExpert | Privacy Policy
MASTERMIND GROUPS • LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL + RECURSOS