El secreto detrás de un buen contenido.

La única estrategia que vas a necesitar para crear contenido sobresaliente.





Cuando comencé a dar talleres de alto impacto pensaba que lo mas dificil era crear un contenido atractivo para llamar el oído de mi audiencia. En el 2012 aprendí con mi mentor John, que crear buen contenido nunca sería un problema si soy fiel a un único y poderoso hábito que me ha funcionado (desde entonces) una millonada de veces. Justo esto es lo que quiero compartir contigo en este artículo: el secreto detrás de un buen contenido.


Es cierto. Crear contenido puede ser una tarea intensa y hasta podemos pensar que no somos buenos escribiendo lo que pensamos o peor aun- que no tenemos creatividad. Algo que nunca debemos olvidar es que todos somos creativos cuando operamos desde nuestras áreas de fortalezas.


El punto que traigo es este: tu mejor contenido ya está contigo y lo estás creando diariamente. Está en tu trayectoria, tus experiencias, tus lecciones, de la manera que percibes la vida y en tus mejores reflexiones. Lo único que debemos dilusidar es una manera de ponerlo al servicio de otros.


El ingrediente mágico.


Cuando somos expertos es porque hemos hecho algo tantas veces, hemos ganado experiencia de tantas maneras sobre eso que hemos hecho–que casi podemos tener el control de todos los factores como si pudieramos ver el futuro. Una persona que sabe mucho por teoría nunca alcanzará la talla de una persona que sabe por experiencia. Y esto me lleva a el hábito mayor para crear un excelente contenido para tu blog, talleres o cualquier material escrito: archiva tus experiencias y tus ideas.


Todos los mejores escritores y blogueros tienen algo en común: toman en serio el alcance de las buenas ideas. Esto significa que:


• cuando se les ocurre algo brillante, ¡lo anotan todo!

• cuando escuchan algo que les inspira, ¡lo anotan!

• cuando ven o leen algo que les impulsa la imaginación, ¡lo anotan!

• Cuando están conversando y dicen o escuchan algo genial, ¡lo anotan!


Como coaches, adiestradores ó líderes tener información valiosa que aporte a nuestro equipo es vital.

¡Sí! Archiva. Esta es una teoría que probado como efectiva en siete años de practicarla. ¡Funciona! No hablo de poner papeles en una gaveta; hablo de documentar cada nueva idea y cada experiencia que te sirva luego para enseñar a otros. Luego archivarlas en tu biblioteca para cuando necesites material nuevo, crear contenido basado en tus mejores historias, ideas y lecciones estén disponibles para ti.


Crea tu biblioteca.


Tener mi propia biblioteca

  • Me permite desarrollar contenido con plena confianza porque conozco de dónde sale y me inspira nuevo contenido creativo casi instantáneamente.

  • Me ahorra tiempo y energía. Porque nunca comienzo de cero y en ocasiones es tan simple como copiar sin ningún esfuerzo mayor.

  • Siempre tengo los jornales que más frecuento cerca de mi computadora junto a una libreta para notas rápidas.


4 prácticas que te ayudan a mantenerte produciendo un buen contenido.


Si, todavía puedes hacer más. Tú y yo sabemos que nuestros hábitos determinan nuestro éxito diario. Justo por eso no quiero pasar por alto el recordarte la importancia de estas 4 prácticas que usan las personas exitosas -y- te ayudarán a mantenerte productivo/a.


Debemos tener en mente que no se trata de escribir un buen contenido, sino seguir ofreciendo buen contenido cada vez. Para eso necesitamos ser consistentes. Así que aquí te comparto 4 maneras que he aprendido- observando maravillosos autores:


Para producir buen contenido continuamente:


#1 Se convierten en buenos pensadores.


Necesitamos convertirnos en buenos pensadores. Saber pensar es el puente a la creatividad. Para activar el tipo de creatividad que conecta con nosotros y con la gente necesitamos saber pensar. Esto significa que reconocemos que el pensamiento es el primer nivel de creación y como tal, tomamos completo provecho de la magia del pensamiento creativo.


Ya he aprendido la lección. He aprendido que cuando utilizo el pensamiento creativo y una idea exquisita visita mi mente para inspirar mi visión; si no tomo acción al respecto, se muda a otra mente que le permita manifestarse en la realidad.


Cuando algo nos mueve es porque debemos compartirlo. “Archivar” en este contexto no significa guardar información, significa desarrollarla. Cuando archivamos una idea o algo aprendido es porque ya tiene un lugar de uso y la archivamos con el propósito de no olvidar los detalles.


“Escucha” bien: de la calidad de tu pensamiento depende la calidad de tu contenido. Toda la información que compartas como resultado de tu análisis y reflexiones tendrá una dirección y una vibra que hablará de ti. Si la dirección del contenido y la vibra es conflictiva o negativa no será un contenido estrella y es altamente probable que no tenga el alcance que un contendo que inspire a la audiencia.




Todo buen contenido trasciende con su mensaje el significado que las palabras tienen en el diccionario.

Saber pensar es saber cuestionarnos las preguntas correctas (que con frecuencia son las preguntas difíciles) y encontrar respuestas en nuestras reflexiones.


#2 Se rodean de buenos pensadores.


No es suficiente ser un buen pensador, es importante acompañarnos de otros buenos pensadores que quieran lo mismo y piensen distinto a nosotros. Pensadores que reten nuestras conclusiones o aporten nuevas perspectivas de mirar el mismo punto con respeto y amor.


#3 Siempre cargan consigo una libreta o crean un archivo en sus notas de su celular.

Cada libreta y cada jornal es parte de mi biblioteca personal. Me encanta escribir en mis libretas fancy y jornales con acento antiguo. ¡Tengo docenas de ellas! Las he identificado por año y temas. Me funcionan en mis momentos de creatividad como una enciclopedia de mis propias experiencias y son mi recurso principal en momentos de desarrollar nuevos artículos, talleres o programas de preparación profesional.


#4 Todo lo que escriben lo archivan para referencia luego.


Hay ocasiones que simplemente no tenemos dónde escribir. En esos casos cualquier cosa que sirva para escribir y cualquier cosa que sirva para ser escrito llena las expectativas del momento. Todo lo escrito a puño y letra en un papel, una servilleta, un cartón lo desarrollamos luego en nuestro tiempo de reflexión. El propósito es ampliar la idea y convertirla en un contenido más robusto. Luego lo transferimos a un archivo de nuestra computadora ó como la vieja escuela- en un acordeón rotulado por tema (keywords) para referencia luego.


Una vez amaestras la técnica correrá cíclicamente como algo completamente natural para ti.



Honestidad como punto de partida.


Cuando hablamos de contenido, no saltes el paso de honestidad.


• No te atribuyas palabras que no son tuyas.


• Haz referencia a la persona que te enseñó, te inspiró o te dedicó las palabras que compartes.


Resumen


Para desarrollar el hábito que genera buen contenido:


#1 Documenta tu sabiduría creando tu propia biblioteca. Cuando todo lo que aprendes lo pasas por los filtros de tu reflexión gana relevancia.


#2 Conviértete en buen pensador/a para que lo que archives sea más que información, sea tu contenido.


#3 Rodéate de buenos pensadores que te ayuden a desarrollar tu buen pensamiento y producir nuevo contendo. Permite que te reten, te cuestionen, te den seguimiento.


#4 Archivalo todo. Organiza tu información por palabras claves para cuando necesites hacer referencia a ella, la encuentres con facilidad.


¿Lo próximo? ¡Comenzar a archivar!


Si hay algo de lo que menciono en este artículo que aún no has implementado en tu estrategia de producción de contenido, te invito a que comiences a ponerlo a prueba. Documentar y archivar creando tu propia biblioteca te da un sistema que simplifica tu vida y ahorra tiempo.


¡Voy a ti!





#Blogtober2019

Pink Alloy Tu Tienda
COPYRIGHT © 2020· SZExpert | Privacy Policy
MASTERMIND GROUPS • LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL + RECURSOS