Guía para ofrecer feedback (... y que sea bien recibido).

Actualizado: ene 19



Lo que llamamos feedback es la cosa más maravillosa del mundo. Esto es porque de todas las herramientas existentes para el crecimiento personal, el feedback es una de las pocas herramientas que nos revela nuestros puntos ciegos. Ese sólo hecho es lo que hace el feedback uno de los recursos en liderazgo más poderoso que existe.


¡Así de importante es!


Antes de escribir este artículo y la primera versión de este eBook (porque hay una segunda versión que incluye cómo recibir feedback), compartí mi idea de escribir sobre este tema con mi círculo interno. Fué una conversación muy interesante porque las opiniones fueron diversas y en la mayoría, me decían- que el cómo se recibe el feedback, dependía de la persona que lo recibe. Personalmente estoy en desacuerdo y con mucho amor les expliqué mi creencia fundamental al respecto.


Es cierto que no tenemos el control de la manera en que las otras personas pueden responder a nuestro feedback. Aún así, creo que si tomamos en consideración todas las guías que te comparto aquí, podemos ser una influencia poderosa y positiva en la manera que otros reciben feedback; dando paso a que pueda ser bien recibido. Lo creo firmemente porque si hacemos buen uso de lo que SÍ podemos controlar sobre nosotros mismos-- podemos facilitar feedback y ayudar al receptor a recibirlo positivamente.

En mi experiencia es una mega-bendición poder encontrar personas intencionales y bien intencionadas que nos ofrezcan feedback para que evolucionemos en nuestro camino. Por eso, una y otra vez has leído en casi todos mis artículos cuando de alguna manera menciono la importancia de tener un círculo interno saludable que nos ayude a conectar con lo mejor de nosotros y ajustar lo que no nos posiciona entre los mejores.


El feedback lleva consigo un elemento esencial- que de ser asertivo- nos coloca en un lugar de éxito por encima de lo promedio.


¿Sabes lo que es? ¡información!


Subestimar la importancia de la información es el error de muchos, pero no la de un líder. Para quien toma en serio su auto-liderazgo, sabe que mientras más información específica ganamos, mayor es la oportunidad y la elevación de nuestro potencial.





Guía para ofrecer feedback: El poder de la información.


Dicen las mentes sabias que "conocimiento es poder". Y es cierto. Conocimiento se nutre de información que se vuelve inmensamente poderosa desde el momento

que la tenemos y accionamos sobre ella.


Todo nos ofrece información. Lo que necesitamos es:

  • prestar atención,

  • recibirla de fuentes confiables.

  • reflexionar para saber cuál es la información específica que necesitamos y hacernos las preguntas correctas para dar buen uso de la información recibida.

  • rodearnos de personas que nos den información valiosa sobre nosotros y para nosotros. Sobre temas que nos apoyen a crecer en la dirección correcta.

En términos de feedback, es tan importante saber dar feedback como saber de quién recibirlo. Sin embargo en ninguna de sus formas el feedback nunca debe ser descartado sin haberlo pasado primero por los filtros de nuestra reflexión. Nuestro momento de reflexión es el momento oportuno para calibrar lo que pensamos, lo que sabemos y lo que sentimos. Desifrar las respuestas de las preguntas más dificiles en nuestro presente e identificar la verdad detrás de todo el feedback que ha sido ofrecido a nosotros en el día. Sólo puedes beneficiarte del poder de la información si la entiendes y la utilizas en pro a tu desarrollo personal.


¿Cómo puedes prepararte para ofrecer feedback?


1. Aprende a recibirlo primero.


No es inteligente pedir de otros lo que no estamos dispuestos a dar. Recibir feedback en especial sobre lo que no funciona de nosotros es incómodo, porque con frecuencia no nos apasiona escuchar lo que no hacemos bien. Necesitamos desarrollar la mentalidad correcta para escuchar abiertamente y sin "peros" la información que nos dan sobre nuestros puntos ciegos o debilidades.


2. Pide permiso.


No pienses que porque tengas una relación excelente, abierta y sólida con tu círculo interno, con tus clientes, tu familia, tus amigos o tu pareja-- tienes un permiso automático para comunicarles información en forma de feedback. ¡No lo tienes! No porque ellos te lo niegan . Todo lo contrario, si tienes ese tipo de relación, te lo dan sin reservas. Sin embargo, también confían plenamente en tu buen juicio cuando eliges ofrecerlo. El dónde y cuándo ofrecerlo importa.

Si realmente te importa la gente de tu vida, vas a saber que necesitarás tener paciencia para comunicar tu feedback en el momento oportuno y tener valor o un poderoso compromiso para comunicar tu feedback cuando no es lo que quieren pero es lo que necesitan.


Siempre pide permiso aún cuando te lo solicitan. ¿Por qué? Porque con más frecuencia de la que quisiera, he encontrado que las personas piden feedback sobre temas que no están disponibles a escuchar la información que piden. (¡sí exacto, aún pidiéndola!).


Pedir permiso es una manera saludable de dejarles saber que te importa. Que lo que puedan sentir después de recibir la información; para ti es importante. Haz la advertencia de que pudiera parecerles fuerte si es necesario y prepáralos para el impacto de la información que estás a punto de ofrecerles -a su petición.


3. No aconsejes.


Especialmente si ofreces feedback sobre temas que te sientes pisando en falso. Feedback es informar, no decir qué hacer. Esto por supuesto no significa que dejemos de estar preparados para ofrecer opciones que los apoyen si nos solicitan que lo hagamos. Con frecuencia es más fácil ofrecer posibles soluciones a los problemas de otros que encontrar las nuestras. Esto es porque no se trata de nuestro cuadro; sino de un cuadro que estamos mirando desde afuera.


4. Pregunta cómo les puedes apoyar.


Toca base con su experiencia del momento. Esto significa tocar base con lo que siente. Asegúrate de estar a su completo servicio para apoyarles a entender tu feedback.


Lo que debes tener en cuenta en el proceso de Feedback.

Ofrecer feedback es un ejercicio de responsabilidad para nosotros los líderes. Nuestra consciencia activa al momento de ofrecerlo es vital por todo el impacto que nuestras palabras pudieran tener en el corazón y la mente de otras personas. Es por esto que nuestro compromiso debe ser mayor que nuestro miedo de ofrecerlo.


Ofrecer feedback es una habilidad que no todo el mundo está dispuesto a desarrollar porque puede traer consigo precios que levantan consideraciones en nuestra mente. Estas consideraciones limitan nuestro crecimiento tanto como limitamos el potencial de otros que se pueden beneficiar de la información que podemos ofrecer.



Consideraciones limitantes más comunes:

Pena: "No le digo nada porque se puede sentir mal"


La pena no es buena consejera. En mi trayectoria he visto que aparte del aburrimiento, la pena otra forma de faltar el respeto de manera inconsciente a otras personas.


Cuando partimos de la pena tendemos a incapacitar a otras personas que tal vez lo único que necesitan en un empuje de amor riguroso para elevar su potencial. No decir nada te hace parte del problema. Si tienes información valiosa en forma de feedback que sabes que podría apoyar a otros a elegir la dirección correcta en su vida- aunque sabes que será retante para ti comunicarla tanto como para la otra persona escucharla, ¡comunícala de todas maneras! Podrías estar salvando una vida.


Imagen: "No digo nada porque después que va a pensar de mi"


En ocasiones nos posicionamos a nosotros mismos en un lugar donde comprometemos nuestra integridad o nuestro acuerdo de hacer lo correcto por lucir bien con

otros.


¡Salte de ahí!


Prepárate para tomar elecciones dificiles en momentos de reto personal. Va a llegar el momento que tu honestidad te llevará más lejos que tu imagen aunque no lo puedas ver en el momento.

Perder: "Si digo lo que veo puedo perder su amistad / el trabajo / relación /beneficios / oportunidades".


El peligro de perder es real, pero el miedo a perder es opcional. La honestidad es una de las maneras más poderosas de añadir solidez a una relación. Aunque sea incómodo, es importante que encuentres la manera de comunicar lo que es necesario, cuando es necesario a quien sea necesario. Cuando pierdes seguridad en ti, pierdes poder de influencia. Si tu relación es sólida, no tienes nada que temer porque los desacuerdos tanto como los momentos incómodos- son los eslabones que fortalecen las relaciones..


Desconfianza: "Y si lo que veo no es lo correcto"


Si ofreces feedback comunicando exclusivamente lo que ves, no lo que interpretas, ¡todo estará bien! El feedback se trata de contemplar no de pasar juicio sobre algo. Comunica lo que ves y permitele a la otra persona reflexionar si lo que estás percibiendo es correcto o no. Lo importante es que entregues la información si te la solicitan, no te quedes con ella. Confía en ti y en el amor / respeto mutuo que sostiene esa relación.


El Ingrediente Primario.

¡Amor!


Suena cursi pero no deja de ser la verdad. El amor es una fuerza poderosa y creadora que nos lleva donde otras cualidades no llegan en una relación. Cuando nos importa genuinamente el bienestar de las personas en nuestra vida:


Por amor comunicamos.

por amor sacrificamos.

por amor aceptamos el reto de la incomodidad.

por amor perdonamos.

por amor nos comprometemos.


Todo feedback debe partir desde el amor, sin excepción. ¡Es la clave! Ten en cuenta que el amor tiene muchas caras y no deja de ser amor. Cuando ofreces feedback en cualquiera de sus formas (con amor dulce, amor compasivo o amor riguroso) harás intuitivamente todo lo que esté a tu alcance para añadir valor a través del feedback.

• Tu intención importa.

• Tu intencionalidad importa.

• Tu tono imp[orta.

• Tu voz importa.

• Tus palabras importan.


Preguntas de Reflexión:


  1. ¿Qué valor le ves al feedback?

  2. En tu experiencia, ¿cómo el feedback aporta a tu vida?

  3. ¿Qué tipo personas te ofrecen hoy el tipo de feedback que aporta a tu crecimiento?

  4. ¿Cómo has respondido al feedback en el pasado?

  5. ¿Qué de ti necesitas fortalecer para ofrecer buen feedback?

  6. ¿Cuáles han sido tus mayores obstáculos al momento de ofrecer feedback?

  7. ¿Cómo los has trabajado?

  8. ¿Qué tan importante es para ti desarrollar tu habilidad de ofrecer feedback? ¿Por qué?

  9. ¿Por dónde necesitas comenzar para amaestrar esta habilidad (de ofrecer feedback)?

  10. Crea una lista de metas a corto plazo que te permita medir tu avance en las áreas que necesitas optimizar tu feedback.


Trabajando tu habilidad de ofrecer feedback afinarás muchas áreas sobre tu comunicación y proyección personal. Todos en algún momento nos encontramos de vez en cuando- en esa situación donde nuestro feedback sobre algo o alguien es solicitado. Prepárate para ese momento. Es una oportunidad de crecimiento y elevación de influencia para ti. ¡Lánzate! ¡Voy a ti!



  • Pinterest
  • Facebook
  • Instagram
Pink Alloy Tu Tienda
COPYRIGHT © 2020· SZExpert | Privacy Policy
MASTERMIND GROUPS • LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL + RECURSOS