¿Qué hacer cuando no sabes lo que quieres?



De vez en cuando es bueno simplemente romper protocolos, rutinas y reglas si eso es lo que requiere para expandir nuestro interior en dirección al buen crecimiento en la vida.

Un cliente que me preguntó mientras le apoyaba a crear su estrategia de logros para el próximo año:


¿qué hago si no sé lo que quiero? ... ¿es eso malo?


Mi respuesta:


Nada malo con eso. Lo que te deberías estar preguntando es si te está funcionando para ganar felicidad diariamente en tu vida. Somos muchos los que en algún momento perdemos de vista el punto de todo lo que hacemos. Nos perdemos en lo inmediato y se nos olvida lo que verdaderamente es prioridad.


Si esto te está sucediendo, (y ni siquiera te has dado cuenta) necesitas conectar contigo seriamente porque si no sabes lo que quieres- es porque has hecho hasta ahora--lo que otra persona ha querido que hagas. Has perdido la costumbre de escucharte y creer en ti. (¿Te relacionas con eso? ¡yo definitivamente he estado ahí!).


Nada de esto es grave si aún te amas lo suficiente para tener la voluntad de hacer algo al respecto. En ocasiones es importante soltar todas las expectativas que nos hemos creado sobre nosotros mismos (que en ocasiones son muy altas y en ocasiones muy bajas)- y dejar de colocar comas donde Dios ya ha puesto un punto. Ten en mente que la luz del universo puede obrar mientras haya amor en nosotros o en nuestro alrededor. Permite que amor de otras personas iluminen tu camino y confía en ellos en lo que tú reconectas con el tuyo.


¡Sigue las señales!


Ya sea que necesites soltar el exceso/perfección, necesitas soltar el miedo ó dejarte para lo último, sabes que ya has recibido y sigues recibiendo señales de que es hora de RE-ENFOCARTE y tomar acción. Abriendo las puertas al cambio desde nuestro interior abrimos hermosas oportunidades para nuestro espíritu.


El cambio requiere reconciliación mientras caminas. Con esto quiero decir que no te detengas ni abras capítulos en tu vida que te dejen en el pasado porque el pasado esta fuera del alcance. Es lo único que NO PODEMOS CAMBIAR. Reconcíliate mientras caminas, accionas, evolucionas. Solo creando evidencia de amor propio diariamente (logrando pequeñas metas que te avanzan a la meta mayor), podrás transformar tu vida al paso y ritmo que mereces. Ni menos ni más.


Entonces, ¿Por dónde comenzar a conocer lo que queremos?


1. Comienza por identificar lo que te hace feliz hacia un crecimiento positivo. ¡Reflexiona! ¿Qué trae a tu vida inmensa felicidad cuando lo haces? Haz una lista. Reflexiona sobre por qué eso te hace feliz. Lo que te hace feliz tiene directa relación con tus talentos naturales y lo que tiene que ver con tus talentos naturales tiene que ver con tu propósito. ¡Bono! Uno te lleva al otro.



2. Comienza a limpiar tu vida de relaciones contra-producentes. Hay personas tóxicas en tu vida y lo sabes. La cosa con las personas tóxicas e inconscientes es que evitan, atrasan, posponen, anulan, invalidan y detienen tu momentum. No producen ni aportan valor a tu vida de ninguna manera y necesitas hacer algo al respecto. Elimina de tu vida personas que no te hacen bien y aprende a manejar las que no puedes eliminar (como familia) comunicando y estableciendo límites saludables.


3. Invierte en crecimiento. Prepárate para estar en la zona de INCOMODIDAD y aprende a amarla. Nada que te hace mejor es- ni será cómodo. Fortalece tus fortalezas y rodéate de personas que compensen por tus debilidades. Elige bien un mentor/a que te guíe en tu proceso de auto-descubrimiento.

Reconéctate con quien eres verdaderamente y luego sé tú a propósito. En el camino irás ajustando.


4. Desarrolla tu círculo Interno. Aprende a crear un círculo interno saludable. Relaciones es el elemento influenciador número uno de nuestras emociones. Rodéate de gente buena, a fin contigo por ser diferentes a ti. Con tus mismos valores, sueños grandes, gente con éxito que haya caminado la ruta que tú quieres caminar. Aprende a escuchar, aporta cuando es solicitado y asegúrate que el crecimiento colectivo sea constante en cada miembro de tu círculo interno.


Y esta por supuesto ahora es tu tarea. Si de alguna manera te relacionas con algo de lo que has leído aquí, toma estos cuatro pasos y comienza a practicarlos en tu agenda diaria. Estoy a un sólo clic de distancia si me necesitas. ¡Tú puedes hacer esto! ¡Voy a ti!


xoxox♥







Artículos relacionados que te pueden interesar:


El hábito que triplicó mi productividad.


¿Tienes todo lo que necesitas para reflexionar?


Cómo lograr lo que te propones en el 2020.

Pink Alloy Tu Tienda
COPYRIGHT © 2020· SZExpert | Privacy Policy
MASTERMIND GROUPS • LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL + RECURSOS